miércoles, 30 de julio de 2014

Cuando los hijos se van


LOS HIJOS SE VAN…
Hay que aceptarlos con esa condición, hay que criarlos con esa idea, hay que asumir esa realidad.
No es que se van… es que la vida se los lleva.
Ya no eres su centro.
Ya no eres propietario, eres consejero.
No diriges, aceptas.
No mandas, acompañas.
No proyectas, respetas.
Ya necesitan otro amor, otro nido y otras perspectivas.
Ya les crecieron alas y quieren volar.
Ya les crecieron raíces y maduraron por dentro.
Ya les pasó las borrascas de la adolescencia y tomaron el timón.
Ya miraron de frente la vida y sintieron el llamado para vivirla por su cuenta.
Ya saben que son capaces de las mayores aventuras y de la más completa realización.
Ya buscarán un amor que los respete, que quiera compartir sin temores ni angustias las altas y las bajas en el camino, que les endulce el recorrido y los ayude en el fin que quieren conseguir.
Y si esa primera experiencia fue equivocada, tendrán sabiduría y las fuerzas para soltarla, así, otro amor les llegará para compartir sus vidas en armonía.
Tienen un camino y quieren explorarlo, lo importante es que sepan andar lo, tienen alas y quieren abrirlas.
Lo importante es el corazón sensible, la libertad asumida y la pasión a flor de piel.
Tú quedas adentro. En el cimiento de su edificio, en la raíz de su árbol, en la corteza de su estructura, en lo profundo de su corazón. Tú quedas atrás. En el beso que les mandas. En la oración que los sigue. Tú quedas siempre en su interior, aunque cambies de lugar.

lunes, 28 de julio de 2014

Suéter para caballero con trenza, ideal para dar un abrazo muy abrigador.

Fuente: tejidos de Paula.

Trenza central

NIVEL DE DIFICULTAD:
MATERIALES: 1000 g de Bravo Linhas Círculo de Saieg color gris. Palillos Nº 9
PUNTOS EMPLEADOS: Punto jersey, punto elástico doble, punto trenza grande según diagrama

Confección

ESPALDA
Urde 50 p y teje en p elástico doble por 5 cm, en la siguiente corrida aumenta 6 p y cambia a 8 der y 1 rev. Teje de esta forma hasta tener 46 cm de alto y cierra para sisas 3 p x 1 vez y 1 p corr por medio en cada corrida (raglán) hasta completar 72 cm de alto. Cierra p.
DELANTERO
Idem espalda, al terminar la pretina aumenta 9 puntos y comienza a tejer 8 der 1 rev, incluye el diagrama de trenza grande de 12 p y 2 revés en el centro. Teje recto repitiendo las sisas como en espalda y a los 64 cm de alto cierra para escote 12 p centrales (la trenza), luego cierra 8 p x 1 vez, 2 p x 2 veces y 1 p corr por medio hasta alcanzar altura de espalda. Cierra hombros.
MANGAS
Urde 30 p y teje en p elástico doble por 5 cm, cambia a 8 der 1 revés aumentando 1 p a cada lado cada 6 corr. Al tener 50 cm de alto comienza sisa raglán disminuyendo 1 p a cada lado. Cierra p al tener 76 cm de alto.
TERMINACIÓN
Cose costados, hombros y mangas. Levanta los puntos para cuello (los de espalda, delantero y ambas mangas) y teje en elástico doble por 30 cm. Cierra p.

viernes, 25 de julio de 2014

Ideas para cojines de anillos o arras



Amigas me encontrado con estas ideas preciosas y salir de lo tradicional, en la entrega de los anillos a las arras, cuando eres madrina o simplemente para dar un detalle, espero que et gusten y pongas tu creatividad e imaginación y a tejer que seguro encontraras mas ideas y modelos geniales, aquí les comparto el link http://blog.finestationery.com/2010/11/ring-pillows-for-winter-wedding.html

más ideas aquí.

Fuente: http://www.marthastewartweddings.com/photogallery/creative-ring-pillows#slide_19

Seguro hay miles de ideas, y esta es una que puede darte aun mucha mas imaginación para crear tus propias ideas y creaciones, nos vemos hasta la próxima.
Saludos.


martes, 22 de julio de 2014

Tejer es una terapia ocupacional y un estado de autoreconocimiento interior.




Aunque tradicionalmente tejer se ha asociado a las señoras mayores de edad, esta práctica es cada vez más común entre mujeres jóvenes, e incluso hombres, que buscan alguna actividad manual para desconectarse, relajarse y fortalecer los lazos sociales. Le contamos de que se trata la lana-terapia.

Los tiempos han cambiado y la mujer moderna, al prepararse para convertirse en una profesional o al trabajar fuera de casa, ya no cuenta con todo el tiempo que necesitaría para aprender a coser, tejer o bordar. Estas labores manuales, que antes formaban parte de la educación que recibía toda mujer, han quedado totalmente relegadas con el ritmo de vida actual. Sin embargo, desde hace algunos años, de la mano de la lana-terapia, el tejido se ha impuesto como una alternativa natural para eliminar el estrés y combatir la depresión.

PERO, ¿QUÉ ES LA LANA-TERAPIA?
Como su nombre lo indica consiste en utilizar el tejido como terapia para personas que sufren algún tipo de desorden emocional. La lana-terapia ha demostrado excelentes resultados para reducir los niveles de tensión y estrés, ya que colabora con la recuperación mental y física después de una jornada laboral.

Además, el proceso de tejido promueve la tranquilidad y el buen humor. Ambos estados de animo son fundamentales para lograr un descanso satisfactorio y renovar nuestro cuerpo y nuestra mente para las actividades del día siguiente.

La claridad que aporta a los pensamientos y sentimientos es otro de los beneficios terapéuticos de la lana-terapia. El proceso del tejido, justamente, logra acomodar puntos en una hilera de mayor resolución. Lo mismo sucede en la cabeza de la persona que teje: sus ideas se vuelven más claras gracias al relax y la tranquilidad que aporta una labor manual como esta.

Por otra parte, la repetición automática de los movimientos  ayuda a la persona a  concentrarse, relajarse y disfrutar mas plenamente de la vida. Además, hacer algo con nuestras propias manos siempre genera satisfacción y realización personal.

BENEFICIOS PSICOLÓGICOS
Realizar cualquier tipo de actividad manual repercute positivamente en el plano psicológico, ya que estimula la imaginación y la creatividad. En el caso particular de la lana-terapia, sentir a través de las manos la suavidad y la textura de la lana es una sensación muy grata que influye directamente en la mente. Incluso, puede ayudar a superar crisis personales y a reconciliarse con uno mismo. Este aspecto puede ser muy beneficioso para encontrar la paz interior y armonizar todo el ser.

De esta manera, mediante estos labores se pueden superar problemas cotidianos y liberarse del estrés diario. Además, la satisfacción y el optimismo que derivan del trabajo personal involucrado en un proceso de creación, de hacer las cosas por uno mismo, son inmensos.







TEJER Y HACER AMIGOS
Pero el arte de tejer, no sólo se afianza como terapia. Muchas personas lo consideran como un pasatiempo o una diversión. Incluso en muchos países las agujas y los hilos son sólo una excusa para reunirse y compartir experiencias y tiempo libre. De hecho, existen grupos estables de personas, no sólo mujeres, que se reúnen con la intensión de reconstruir lazos sociales a través del tejido y la conversación amena.

Si esta experiencia de tejer en grupo se traslada al plano social, ese entrelazamiento de puntos puede verse como una fortaleza, una unión que se convierte en una trama irrompible que puede proteger, sostener y contener. Este es justamente el sentido del tejido en grupo: que cada persona de vida a su propia creación y, mientras crea establece lazos sociales sólidos e integradores con sus compañeros. Por estos motivos, el tejido es una manera sencilla y saludable de sentirse parte de algo que uno mismo construye y fortalecer así el sentido de pertenencia.

En estos grupos, además, se fomenta a las personas a desarrollar su creatividad y a realizar algo con sus propias manos.

BENEFICIOS DE LA LANA-TERAPIA

Ayuda a eliminar el estrés y a combatir la depresión.
Despierta nuestra parte más creativa.
Aporta claridad a los pensamientos.
Nos conecta con nuestros sentimientos y pensamientos más profundos.
Fortalece los lazos sociales.
Favorece la comunicación con los otros.
Armoniza todo el ser.
Da satisfacción y mejora la autoestima.
Elimina prejuicios y bloqueos emocionales.
Ayuda a superar problemas de motricidad.